Segundo podcast: “Soportando el sufrimiento”

Porque, ¿qué mérito hay en soportar malos tratos por hacer algo malo? Pero cuando se sufre por hacer el bien y se aguanta el castigo, entonces sí es meritorio ante Dios. Y ustedes fueron llamados para esto. Porque también Mashiaj sufrió por nosotros, con lo que nos dio un ejemplo para que sigamos sus pasos. (1Kefa 2:20-21; RVC)

Creyendo es Yeshúa, ¿estamos destinados a sufrir? Sí, a sufrir por hacer el bien, y esto puede enternderse como el vivir conforme a Su conducta. pues si por hacer el bien puedo perder amistades al no prestarme para la burla y el escarnio de otros; perder influencias para que mi negocio prospere por rechazar trabajar el día sagrado del shabat; si pierdo popularidad por no consentir hablar el chisme o la mala lengua que recae contra una persona, aunque sea verdad, entonces conoceré la paz.

Pero también uno puede pensar, ¿de qué sirve todo aquello de lo que me he cuidado para no cometer el mal, si veo que los que lo hacen no sufren, y yo, que procuro no hacer lo que ellos hacen, me encuentro en una situación indeseable? Apenas entrando en la presencia del Eterno puede saberse la verdad de todo ello y el fin de los malvados (Sal 73). Así que aún las difíciles e incomprensibles circunstancias que padecemos, todas ellas, son actos buenos de Di-s. ¿Cuál es, pues, el sentido del sufrimiento? Éste es lo que nos hace humildes. ¿No es más bienaventurado dar que recibir? Y nuestro tiempo cultiva una actitud de recibir como si fuera merecido lo que se demanda. La sociedad de consumo nos ha hecho pobres y cínicos respecto a lo que se nos demanda por el simple hecho de creer en Yeshúa.

No sólo somos creyentes por creer (asegurarse de la salvación de Di.s), sino por padecer. Si creo acepto lo que viene de Di-s. Ya en el tratado Berajot  de la Mishná, los rabinos dicen que una persona esta obligada a darle gracias a Di-s tanto por lo bueno como por lo malo. Gam zu letová “también esto es para bien”, reza el dicho de Najum Gamzu, y Rab Shaúl no revela algo diferente: “Di-s dispone todas las cosas para el bien de los que Lo aman” (Ro 8:28).

La razón de haber escogido el fragmento que el Jafetz Jayim escribiera comentando una mishná del Pirke Avot para este segundo podcast, estriba en que en estos últimos días, estos días postreros, es necesario recordar nuestro deber delante del Eterno para practicarlo con amor. Los sufrimientos también se aceptan con amor, y debemos saber que Di-s ama al que corrige, pues estamos constantemente llenos de error. Muchas veces este error es la falta de humildad.

Tenemos un maestro a quien seguir, ya que no sólo hemos sido llamados a creer en él, sino a padecer por Su Nombre; por Su causa; por Su amor y mantener viva la Torá que Él instauro en nosotros para que Le sirvamos, antes de que llegue el día terrible y de tinieblas, el día del Señor cuando Yeshúa vuelva por Su esposa renovada Israel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s