Jonás y la señal del Mesías

Y el patrón de la nave se le acercó y le dijo: ¿Qué tienes, dormilón? Levántate, y clama a tu Dios; quizá él tendrá compasión de nosotros, y no pereceremos. (Jonás 1:6)

Actualmente, en Yom Kippur se lee el libro de Yonáh/Jonás, que tiene por tema central la rebeldía y el arrepentimiento del siervo de Di-s. No vamos a resumir la historia, pero nos enfocaremos en el epígrafe de este texto. Resulta significativo que Jonás durmiera en medio de la tormenta. La tormenta fue causada por su transgresión y trajo mal a otros. Estos otros son gentiles paganos.

Jonás tenía la encomienda de proclamar la ira de Di-s, el arrepentimiento y la salvación, siempre y cuando hubiera arrepentimiento, pero decidió huir. ¿Por qué habría de huir un profeta de Di-s, cuyo conocimiento de Su voluntad era muchísimo más acertado que el de la mayoría del pueblo? ¿Por qué alguien tan cercano a Di-s, como un siervo? Muy seguramente, esto implicaba una directa confrontación con un aspecto íntimo de la personalidad o el corazón de Jonás y del cual éste decidió no afrontar.

Jope o Yaffa, en Israel, donde Jonás partió hacia Tarshish, huyendo de HaShem.

¿De qué otra forma nace un rebelde sino por una circunstancia que lo obliga a ceder algo que él no está dispuesto? El problema es que esa decisión no sólo le provoca un mal a él mismo, sino a otros; peor aún, a esos otros a quienes Di-s desea transformar. Lo más llamativo es que los paganos van y despiertan para llamarlo a clamar a Di-s para salvación. La tormenta, más adelante leemos, es por causa de la transgresión del profeta. Este episodio tiene elementos sumamente significativos: la tormenta misma, los gentiles idólatras, el mar, el barco y el profeta hebreo. Desglosemos brevemente estos elementos:

  1. La idolatría: es el engaño al que han sometidos los gentiles como completa desviación de la confianza y el conocimiento en la Fuente de todas las cosas.
  2. El mar es, entre los profetas, un símbolo del mundo y las naciones, así como de la región donde se encuentran las fuerzas espirituales de maldad.
  3. El barco, es el auxilio hecho de obras humanas; representa las propias fuerzas con las cuales, como seres humanos, fabricamos para sobrevivir en este mundo incierto.
  4. La tormenta es el juicio de Di-s, en este caso: sobre la inutilidad de las obras humanas y la confianza en los ídolos también fabricados por manos humanas. Por lo tanto, es el juicio sobre la obra del hombre y su aparente autosuficiencia y autoconfianza, cuestionadas por el Amo del uiverso.
  5. El profeta es el siervo de Di-s, con un papel que cumplir frente a las naciones: el de ser un emisario del Di-s vivo y cuya conducta es ella misma ese mensaje que hace volver a los hombres a Di-s.

Jonás estaba muy lejos de su papel y los gentiles se lo reclaman, si bien ellos no sabían que era un profeta aún. Sin embargo, estas palabras resuenan en el alma de todo aquél que sabe qué es lo que debe hacer y no lo hace…

El remedio final de este problema no es simplemente la muerte de Jonás, pues ciertamente esto era la resolución inmediata, pero no la voluntad divina. La resolución de todo el problema, que estaba en conexión directa con la predicación a la ciudad malvada, era una renovación total de la vida del profeta.

Jonás muere, y debía morir para resurgir como una nueva criatura, en la resurrección. Es, pues, la resurrección lo que haría que Jonás fuera con sus enemigos a advertir las consecuencias de su pecado. Este despertar en Jonás comenzó con un arrepentimiento. El verdadero despertar fue cuando fue expulsado del gran pez, una vez que, antes de entrar al pez, se hubo arrepentido y oró en ese sentido.

¿Cómo ir a proclamar la salvación a los enemigos de Israel sin arrepentimiento, y sin haber nacido de nuevo, en una resurrección salvífica de Di-s? ¿No es, también, esto lo que el Mesías habría de hacer con Israel? ¿Es casualidad que, hace dos mil años un grupo pequeño de judíos, con milagros y señales de conducta ejemplar, se dirigieron a los gentiles para proclamar las buenas noticias del Salvador de Israel y el mundo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s