Primer E-book de nuestro blog.

Hace unas semanas, mediante Facebook, estuvimos promociando la escucha de nuestros podcasts sobre el shabat, e invitamos a nuestros lectores a escribir un texto sobre lo que les había parecido mejor. Así, publicamos lo que, a nuestro juicio, fue la mejor respuesta de uno de nuestros queridos lectores. ¡Felicidades!

Lo primero que llega a mi mente, es que no es tan fácil definir el día de shabath, ya que en sí significa muchas cosas y todas ellas maravillosas, sin embargo existe un común denominador, que en ellas se percibe el inmenso amor que El creador dentro de su inmensa misericordia nos entrega en todo momento y que se magnifica en los días de Shabath. 
 
Nos hace pensar en los momentos finales de su creación, en el verbo y en el que estaba con el “En el principio era el verbo y el vervo era con Dios y el verbo era Dios”, haciendo una primera llamada hacia la gloria de Jeshúa y del mismo Dios. Todo esto era en el principio de la creación!
 
Y a partir del descanso que tomó el Señor después de haber creado todo el Universo, decidió otorgarnos a nosotros ése mismo beneficio de descanso y libertad espiritual después de una semana de trabajo y cansancio que cada Shabath gozamos, y en el cuál Nos acordamos de la obra que hizo para nosotros, así como el recuerdo de la salida de Egipto, lo que nos da un memorial de que fuimos esclavos y gracias a su misericordia inmensa ya no lo somos, sino que ahora somos libres en Él.
 
Es también la esperanza de la venida de Jeshúa quien vendrá a conformar el mismo Shabth durante mil años.¿Se lo imaginan? Donde la oveja pacerá junto a los lobos!
 
El Shabath, Nos enseña la unidad familiar y las ganas de perfeccionarnos en ése día santo, nosotros y nuestras familias, siempre pensando en la cena de Shabath, para compartir amorosamente con las personas que estén a la mesa, tratando de brindar lo mejor, en aras de agradar al “Santo Bendito es”, ya que en el mismo, también ocurren milagros; como cuando no tenemos dinero para hacer una cena digna de Shabath, siempre ocurre algo que El Señor dispone, para que ésa celebración se cumpla y para que todos nos gocemos en Él.
 
El Shabath es además la oportunidad de pedir perdón a nuestros semejantes y de ser perdonados por gracia del Señor, quitando toda frustración.
 
Yo creo que el Santo Shabath es algo muy hermoso, aunque difícil de entender, pero imposible de no recordar ya que proviene del amor de Nuestro Padre celestial.
 
Manuel Noriega
Portada de ebook "Yemei HaMashiaj", "Los días del Mesías".book
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s