Tendencias… ¿mesiánicas?

 

Mosaic of Menorah, by an unknown Roman Artist found in Tunis, Tunisia, from the 3rd century-5th century A.D.

Muchos cristianos han estado descubriendo, de algunos años para acá, las “raíces hebreas de la fe en Jesús”. Este movimiento, fuertemente extendido en los EU, llegó a Latinoamerica mayormente bajo la apariencia de un judaismo mesiánico. Cabe agregar que el movimiento mesiánico, el día de hoy, es un complejo fenómeno que vale la pena estudiar desde las ciencias sociales. De todos modos, este texto no trata sobre una breve historia del mesianismo ni de otros movimientos de grupos creyentes en Yeshúa (Jesús) o en la figura mesiánica que, por contraste con el cristianismo tradicional y aún con respecto al mesianismo, construyen y nombran de otra forma.

El hecho es que existe un número indeterminado de grupos así, que cobran para sí la atención de la verdad –cultural, hermenéutica quizás, discursiva– sobre el Mesías Yeshúa; que se constituyen como sectas –en el sentido sociológico–. Muchos de sus líderes reclaman el título de rabinos cuando, por varias circunstancias evidentes, no podrían serlo; toman nombres judíos y, posiblemente, haya alguno que otro convertido al judaismo –no ortodoxos–. En fin, el asunto es que llama la atención a todo aquél que, desde una postura no académica, intenta “profundizar en las Escrituras”. Muchos cristianos han caído en el juego de la “profundización” y, seducidos por el judaismo, terminan apostatando.

¿Cuál es el problema con el judaismo y sus diversas ramas –o, como diría Joseph Klausner y otros– con los judaismos? El problema es que no se contempla a Yeshúa en ningún sentido como Mesías. La salvación  personal se halla en el cúmulo de buenas obras (mitzvot); el tikun olam (concepto cabalístico de la “reparación del mundo” a través de las buenas obras, etc.) y no en la figura mesiánica. En esto, el judaismo se ha apartado de la más antigua tradición midráshica que ciertamente otorga al Mesías un carácter divino y redentor.

Desde sus comienzos, el rabinismo se constituyó en clara oposición a la fe judía en Yeshúa; y digo que “se constituyó” debido a que la destrucción física del Templo representó el final de las expiaciones para Israel a través de los sacrificios y, como la única alternativa era la fe en Yeshúa para los efectos del perdón divino dentro de los movimientos religiosos sobrevivientes al sitio de Jerusalén en el exilio, volverse hacia la espiritualización de la vida religiosa y las mitzvot (mucho antes que el concepto de tikún olam) parecía la única alternativa para los opositores a los judíos creyentes en Yeshúa.

Para muchos especialistas –y los judíos que se encuentran inmersos dentro de los grupos ortodoxos– los orígenes del judaismo moderno se hallan ahí, en esa oposición esencial: los rezos, la liturgia, la hermenéutica, todo ello gira alrededor de esto. Para un cristiano que quiere acercarse al judaismo con intereses de profundización sincera –más allá de las poses– es fundamental saberlo.

Así es como existen muchos seducidos que han formado sus propios grupos, denominaciones y demás y que, en el deseo ferviente de pertenecer al pueblo de Israel –en el reconocimiento de las carencias hermenéuticas del cristianismo con relación a la herencia cultural hebrea en diversos aspectos de la fe en Jesús–, terminan frustrados: por un lado, por la falta de comprensión general de los cristianismos en reconocer la raíz judía/hebrea de la mesianidad de Yeshúa pasando por otros elementos eclesiales, digamos. Por otro, la no aceptación de gentiles en el seno judaico común, debido a diversos factores que tienen su razón histórica y que rebasa los propósitos de este texto como para exponerlos aquí.

Tercer lado de la frustración: aquellos que se empeñan en haber descubierto algo “profundo” y único –innegablemente– en el judaismo y sus expresiones religiosas, le dan la espalda al cristianismo que alguna vez profesaron o aún, al mesianismo (una vida fundamentada en un judaismo con fe en Yeshúa como Rey Mesías), si es que llegaron a conocer este movimiento. La frustración se vuelve un desencanto sobre la figura del mismo Yeshúa como Mesías frente a los argumentos típicos de los grupos ortodoxos y, sin más apoyo que la ignorancia y una fuerte sensación de haberse sentido engañados, ceden ante la apostasía.

Y es que el problema está en que, en realidad, jamás llegaron a conocer esa “raíz” hebrea de la que tanto se ha hablado. Lo único que lograron atisbar y, por qué no, hasta practicar e indagar, fue el rostro de un judaismo opuesto a Yeshúa y, pensando que esa era una verdad más auténtica que lo que proclaman los Escritos apostólicos (Nuevo Testamento), quedan anonadados –debido a que ellos mismos no tienen los argumentos para defenderse, también, debido a su propia ignorancia y lamentablemente, porque no existe en Latinoamérica más que un puñado de grupos auténticamente mesiánicos que puedan instruir–.

Esto se ha convertido en un obstáculo para que el pueblo judío reconozca la verdad de la mesianidad de Yeshúa, es decir, para el judaismo mesiánico y, también, para los mismos cristianos que “tienen hambre de más”. Por no decir que, en realidad, esto no es nada nuevo –tiene décadas–. Así, no es difícil encontrarse con grupos que se autodenominan mesiánicos, pero que distan mucho de la teología auténticamente mesiánica; grupos que se apartan de dicha denominación, pero que quieren guardar una relación con cierta herencia cultural judía; grupos que del mesianismo saltan a expresiones netamente propias del judaismo ortodoxo, sin comprender que algunas de ellas, al practicarse desde una perspectiva mesiánica, resultan una contradicción con la fe en Yeshúa.

Muchos de estos grupos no están conformados por judíos. Como había mencionado anteriormente, sus líderes se cambian los nombres y resultan ser apantalladores al principio. Sus congregantes, posiblemente, sigan el mismo ejemplo. Podemos decir que en todos ellos el coqueteo con el judaismo, tratando de ser mesiánicos –algunos– sin serlo en realidad, terminan teniendo un problema identitario que necesitan construir desde cero y así, se inventan una historia y una genealogía en la que, de pronto, tienen padres judíos y no sólo eso, sino que son descendientes de rabinos…

Una característica de tan grande falsedad es el sectarismo y el elitismo. ¿No es esto, precisamente, lo que el mismo Yeshúa criticaba de los fariseos? Resulta que este problema identitario, sumado a la exclusión de la judeidad de los Escritos Apostólicos y la ruptura con ese judaismo de los creyentes en Yeshúa en tiempos tempranos, por parte del cristianismo, es una cuestión tan latente que muchos, ya inconformes, se niegan a volver atrás –hacia el cristianismo– y a reconocer que no caben ni siquiera en el judaismo y, pues, a fuerza de querer ser judíos en un sentido genético (sic), se empeñan en seguir fingiendo lo que no son.

Al comenzar a dudar sobre la mesianidad de Yeshúa están terminando de caer en una trampa que, por lo general, han creado ellos mismos.

Finalmente, aún más por añadir a la ignorancia que prevalece en ellos, está el hecho de que nunca podrán ser lo que desean

Anuncios

3 Respuestas a “Tendencias… ¿mesiánicas?

  1. El autor de este artículo obviamente desconoce las doctrinas fundamentales que sostienen los movimientos mesiánicos, ya que esa frustración que menciona es mínima o no existe.La pretensión de ser judío sólo se da en grupos mínimos, no bien fundamentados,más bien se busca injertarse al Pueblo de Israel por medio del Mesías, sabiendoq ue la religión judía es una más de las religiones del hombre. Shalom.

    • Estimada Ana Lucía, me llama la atención que esté de acuerdo con el artículo contradiciéndolo sólo en apariencia. Precisamente lo que Ud. comenta sobre grupos no fundamentados que tienen este problema de pretensión es lo que aquí se expresa. Por otro lado, lamento decir que no es mínima la cantidad de grupos que tienen este problema identitario; de hecho, es Latinoamérica el conjunto geográfico que más sufre esta cuestión. Yo mismo me he topado con algunos de ellos. La seguridad de esta aseveración se ha hecho tiempo atrás –manteniéndose– por un grupo de especialistas judíos mesiánicos. Cabe decir que es en EU donde existen figuras mesiánicas no judías proclamándose como judías. Esto es una abierta mentira de parte de ellos (o, para decirlo de otra forma: una verdad escondida). Finalmente, aquellos quienes buscan injertarse al pueblo de Israel por medio del Mesías es, técnicamente, una contradicción, debido a que no es el grupo el que se injerta, es Yeshúa el que lo ha hecho ya. Así, aún todos los cristianos que han tenido la experiencia de ser transformados por el poder de Di-s y han seguido firmes, todos ellos, son injertados en el buen olivo aunque lo ignoren o no presten mucha atención a ello. Que esté muy bien y que El-Shadday le guarde.

  2. Shalom amado

    La verdad es cierto lo dicho en el escrito y lo e visto personalmente. EL Hecho de que nosotros estábamos sumergidos en las paganidades de este mundo y a través de la bondad del Mashiaj se nos a confiado la buena nueva, en ocasiones se convierte en una forma de creer muy externa y comenzamos a buscar las Raices Hebreas de una manera erronea buscando en algunas practicas de la casa de Juda la manera de identificarnos como fieles Hebreos, pero la verdad es que aunque muchas cosas buenas Guardo EL Eterno por medio de los Ajim de casa de Juda, cabe decir que no todo lo que se dice en los Judaismos tiene base en el Tanaj, lo unico que en realidad hay que realizar es obedecer a a Torah con respeto y humildad y no aparentar algo que queremos ser sino demostrar lo que en realidad somos atravez de los frutos y reconocer en todo al Redentor YAHSHUA como aquel que EL Padre Envio para Justificarnos y perdonarnos aquellas faltas y pecados.

    Bendiciones a todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s